Sueños húmedos hechos realidad

Sentada y acariciándose el clítoris empieza a imaginarse que le gustaría hacer para correrse mientras se masturba. Su sueño empieza con una mamada muy caliente y luego pasa a montarse encima de la polla y follarsela lentamente. Luego se tumba a cuatro patas y la penetran por atrás como ella le gusta, mientras tiene un orgasmo se corren los dos.