Penetrada por el jardinero

Ella es bajita y no llega a los sitios de altura, tras pedirle ayuda al jardinero para bajar un recipiente de la cocina, se pone cachonda viendo como lo hace y decide hacerle una buena mamada. La cosa no acaba ahí, acaban follando por toda la cocina, desde el suelo hasta la encimera, en varias posturas, satisfaciendo el calentón de la señorita.