La mejor clínica de esperma

En esta clínica de esperma te atiende una enfermera muy dispuesta a ayudar en cualquier cosa, si le pides ella te hace la paja mientras se desnuda, se frota su coño con tu polla y luego cuando toca correrse pone su cara para que no tengas que meter nada en ninguno potecito, fantástico servicio al que volver a diario varias veces.