La guarrilla de la casa

Esta pequeña golfa comparte piso con más gente pero no le importa pasearse semidesnuda para llamar la atención de sus compañeros y que le acaben dando, follándosela hasta el fondo y luego corriéndose dentro de su boca.