Horas extras en la oficina

Las horas extras en esta oficina se pagan con un buen polvo a sus empleadas, y es que a ellas parece encantarles este trato y cada vez que van a cobrar se abalanzan sobre el nabo de su jefe que luego las tumba en la mesa de su oficina y se las folla hasta que quedan bien pagadas.