Dos masajitas muy cachondas

Le tienen que dar un masaje a un hombre totalmente desnudo en la camilla pero al tocarlo se ponen cachondas y van quitándose la ropa hasta quedarse desnudas. El cliente cuando las ve sin ropa empieza a acariciar sus cuerpos. Ellas siguen con su trabajo de forma más especifica dándole un buen masaje en la polla con sus cuerpos hasta que el hombre decide colocarlas en la cama para follárselas una detrás de otra.